viernes, 14 de enero de 2011

Leyenda Zapoteca sobre la Creación.

Hubo una reunión muy importante, en donde se reunieron los dioses y las diosas, entre ellos estaban dos muy importantes que se pusieron a discutir sobre cómo crear la tierra.  Uno decía que no era necesario crear la tierra, era mejor que mantuvieran las cosas así como estaban.  La otra deidad exponía sus razones para crear la tierra, se debía permitir que hubiera vida en animales, plantas, seres humanos, para que todo fuera bonito y bueno, así que debían todos colaborar, sobre todo el que tenía la propiedad de la tierra, sólo se necesitaba un  puñito para crear la tierra.  El poseedor de la tierra era un dios que no estaba dispuesto a dar nada para este plan.  Una y otra vez la deidad que tenia este noble deseo de crear la tierra, dialogó, peleó hasta que el dios egoísta lo corrió de sus dominios, lo aventó al piso y en ese instante la deidad soñadora de la tierra inscrustó su uñas en ese lodo, y resignada no luchó más y se fue lejos de la presencia del dios egoísta.
La deidad soñadora iba con los puños cerrados, todos pensaron que por la derrota, por el fracaso de su sueño.  Cuando se alejó a una distancia prudente dijo:  Por fin tengo lo que necesitaba,  un poco de tierra, limpió cuidadosamente sus uñas, he hizo un puñito de tierra, y sintiéndose muy alegre, hizo maravillas con ese puñito empezó a crecer y crecer, hasta llegar a ser esto que vemos.  Le puso agua, animales, plantas, montes, ríos, mares, insectos, gusanos, serpientes, lagartos, de todo lo que conocemos y también hizo a hombres  y mujeres de esa misma tierra. Qué alegría inundó a todo lo creado ya que los otros dioses ayudaron en esto.


La deidad soñadora sintió que su sueño hecho realidad necesitaba de calor y luz y él mismo invitó  a sus compañeros a convertirse  en estrellas luna y sol y de  esta forma todos los otros dioses, maravillados por toda esta gran obra, aceptaron en convertirse en astros, sólo  pidieron a los seres humanos que recordaran  toda la lucha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada